Soliloquio

El silencio puede ser sanador, puede invitarnos a tener espacios de reflexión que nos ayudarán en un futuro a tener claridad en nuestros hechos, en nuestros actos… o eso dicen por ahí.

A mí, lo que me sirve es hablar, y cuando no hay nadie para ejercer ese diálogo lo único que queda es hablar sola. Soliloquiar. Sentir como en ese diálogo con uno mismo las cosas se acomodan, los pensamientos se ordenan. Sentir como salen de la garganta las palabras, las frases, las historias…  y al mismo tiempo percibir la reparación del corazón y la mente. Hablar. Hablar. Hablar.

Ahora que… si sí tenemos con quién dialogar… pues a hacer mucho té y café porque esto será largo.

Silencio-Ilustracion-Sofi-Escamilla

Carmesí desde lo profundo de mi garganta.

 


 

Silencio-Previo02-Sofi-EscamillaSilencio-Previo01-Sofi-Escamilla

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: